¿Qué espectáculo iguala en lo emocionante al simulacro de una batalla naval en la que César lanza las naves de Persia contra las de Atenas? Desde uno y otro mar acuden mozos y doncellas, y el orbe entero se da cita en Roma. Entre tanta muchedumbre, ¿quién no hallará la mujer de su predilección? ¡Ah, cuántos se dejaran abrasar por una hermosa extranjera!

Ovidio, El arte de amar

 

 

 

Battleship

 

Naumachia es un espectáculo que representa una falsa guerra marítima como la que recreaban los emperadores romanos en plazas y piscinas de agua, excavadas para la ocasión. Parece ser que hoy en día se sigue representando un espectáculo parecido cada verano en las bahías de Antibes o Saint Tropez, como en todos los lugares privilegiados del mundo de los veleros. Con esta serie llamada ‘Hundir la Flota’, quise transcribir esta impresión de la manera más realista posible: necesariamente espectacular.